Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Cuídate del frío; ¡protege tu piel!

FECHA

El frío afecta nuestro cuerpo y la piel, uno de los órganos más grandes del mismo, no está exenta de sufrir daños

Como sabemos, la temporada de invierno arranca el 21 de diciembre y su duración es de 3 meses. Con ésta, hay muchos cambios en la salud: aumentan los resfriados, problemas pulmonares y, muy importante, aumenta la frecuencia de padecimientos en la piel.

Cuando hace frío existen cambios fisiológicos en la piel; por ejemplo: los capilares sanguíneos de la piel se contraen, esto provoca que llegue menos sangre y nutrientes a la piel. Las glándulas sebáceas producen menor cantidad de grasa, lo que provoca que nuestra piel tenga menos hidratación y sea más sensible. Personas que padecen enfermedades de la piel, pueden aumentar sus síntomas durante esta temporada.

Pero la buena noticia es que tenemos muchas herramientas para mejorar y prevenir estas molestias ocasionadas por la temporada invernal.

Mantén la piel hidratada

Lo primero, muy importante, es mantener la piel humectada. Para ello, las cremas más espesas (oleosas) y las mantecas son nuestra mejor opción. Recuerda, no es solo la piel de nuestro rostro, es la piel de todo nuestro cuerpo; solo es importante tener una crema especial para el rostro y otra especial para el cuerpo.

Además, aunque en esta temporada los días pueden ser un poco grises, es muy importante continuar aplicando protector solar por las mañanas y retocarlo cada 4 horas. Esto incluye a personas que estudian y trabajan en lugares cerrados.

A la hora del baño trata de bañarte con agua templada, pues ducharse con agua muy caliente provoca que nuestra piel se deshidrate más. Puedes sustituir los jabones convencionales por aceites de baño; estos hacen que la piel se hidrate desde el baño y mantenga los ácidos grasos necesarios para mantenerla sana.

Si presentas resequedad en la piel, no intentes exfoliarla o depilarla, ya que una piel deshidratada es una piel sensible y puede provocar algún daño mayor.

Otras recomendaciones 

  • Primero hidrata muy bien tu piel y, días después, ya puedes exfoliarla o depilarla. 
  • Las manos son una zona que sufre mucho en estos climas debido a que está expuesta al exterior, así como al continuo lavado de manos. Para evitar molestias, elije un jabón de manos hidratante. Si estás en contacto con productos de limpieza, intenta usar guantes y, lo más importante, por la noche aplícate crema nutritiva para manos.
  • Un último consejo: mejora tu alimentación, intenta comer alimentos ricos en antioxidantes y manten una adecuada ingesta de agua.
  • Siguiendo estas simples recomendaciones sin duda podrás disfrutar de esta temporada invernal y de una piel que no sufrirá estragos mayores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

MÁS
ARTÍCULOS